jueves, 27 de mayo de 2010

El Cementerio de Tulcán

En el centro norte de la ciudad de Tulcán, en la Provincia del Carchi-Ecuador, esta localizado el cementerio municipal el cual es considerado como el más hermoso de América en vista que en su interior se encuentra un parque de 8 hectáreas adornado de “esculturas en verde”: árboles de ciprés “tallados” por habilidosos jardineros adiestrados por el ya extinto Manuel Maria Azael Franco, quien allá por el año de 1936 y como jefe de parques de la ciudad fue encomendado a realizar el mantenimiento del jardín del interior del cementerio, creando esta obra maestra que fue declarada Patrimonio Nacional el 28 de Mayo de 1984.

Laberintos, figuras antropomorfas o zoomorfas, esculturas de inspiración arqueológica precolombina, arcos y efigies tomadas de culturas romanas, griegas y egipcias adornan un lugar donde la muerte no es sinónimo de dolor sino un sitio donde la paz y la armonía acercan al paraíso eterno a quienes dejaron este mundo.

El cementerio ciertamente goza de fama mundial puesto que no solamente es visitado por lugareños o turistas nacionales o colombianos, sino que usualmente llegan a él turistas estadounidenses y europeos y, las embajadas de Rusia y China lo han reconocido como “Museo de Arte Mundial”. Un hijo de Franco fue llevado a Paris para que instruyera a jardineros de esa ciudad. Las facilidades de acceso a el y la infraestructura de servicios a su alrededor pueden satisfacer las necesidades de cualquier turista.

En la lápida del creador de esta magna obra reza la siguiente leyenda: “Este lugar es tan hermoso que hasta dan ganas de morirse”.

Texto tomado de wikipedia.org/wiki/Turismo_del_Carchi