sábado, 3 de septiembre de 2016

Patrimonio Cultural del Estado

El cementerio de Tulcán fue declarado Patrimonio Cultural del Estado el 28 de mayo de 1984 por el Instituto de Patrimonio Cultural del Ecuador. 



La Dirección Nacional de Turismo, el 23 de agosto del mismo año, lo declaró junto a sus jardines interiores como Sitio natural de interés turístico Nacional.

Tomado de: lageoguia.org

martes, 3 de febrero de 2015

Cementerio de Tulcán cumple 31 años como Patrimonio Cultural del Ecuador




Tomado de eltelegrafo.com.ec/
enero 03/2015

Tulcán (Carchi).- El 28 de mayo de 1984 el cementerio José María A. Franco fue declarado Sitio de Interés Turístico y desde hace 3 años ofrece paseos nocturnos a los turistas.

Mientras el sol se esconde, las luces del cementerio municipal de Tulcán (Carchi) iluminan las 309 esculturas en ciprés que dan vida a 8 hectáreas de extensión, donde están enterradas 14 mil personas.

Las esculturas en verde, creadas por José María Azael Franco Guerrero, en 1936, son réplicas de figuras precolombinas como La Tolita, Chorrera y Valdivia; también de la civilización egipcia, romana y árabe.

Arcos de medio punto, pilones, mascarones gigantes y representaciones de la fauna ecuatoriana decoran el lugar.

El 28 de mayo de 1984 le fue otorgado al cementerio de Tulcán el mayor reconocimiento: Patrimonio Cultural del Ecuador, y el 23 de agosto del mismo año la Dirección Nacional de Turismo lo declaró Sitio de Interés Turístico Nacional.

Jardines y parques internos

Al subir las gradas -que permiten a los familiares visitar las tumbas que están en segundo y tercer nivel- el viento helado de la noche, en la también conocida como ‘Centinela norteña’, cala los huesos. El frío deja de importar cuando desde esa perspectiva se alcanza a observar en toda su inmensidad la belleza de los jardines y parques internos del camposanto.

Su estructura permite distinguir dos secciones. La primera parte, al momento de ingresar al camposanto, se denomina ‘Altar de Dios’. La familia Franco Guerrero es la responsable de mantener esta sección, donde se encuentran la figura ‘Camino al Cielo’, la primera en ser esculpida;  ‘Mascarones de la alegría y la tristeza’; réplicas de arte precolombino de San Agustín, Cacique Quillasinga, Monumento al Trabajo, y el Imperio de los Incas.

Por otro lado, la parte posterior que fue constituida 57 años después por Lucio Ramón Reina, está conformada por dos jardines laterales nombrados ‘Parque de los Recuerdos’. Aquí se encuentran las imágenes de shamanes, la ‘Mama Negra’, culturas Tolita y Chorrera, y animales como un búho, un ángel, pingüinos, entre otros.

Las 309 esculturas en verde que decoran el cementerio de Tulcán son retocadas todos los días para que mantengan su forma.

También pueden encontrarse esculturas artísticas talladas en piedra por el maestro José Antonio Chuquin, las mismas que le dan un toque armónico.

Las esculturas están talladas en ciprés, pueden vivir hasta 500 años y se mantienen gracias a los suelos calcáreos del sitio que favorecen su crecimiento. Según la Prefectura del Carchi, actualmente los árboles tendrían alrededor de 60 años.

Otra de las secciones de este santuario es el museo, en donde pueden observarse varias fotografías de acontecimientos relevantes de la provincia.

Es así que algunas tumbas acogen los restos de importantes personajes que han sido parte de los procesos de democracia y libertad del país y del pueblo carchense: el General Rafael Arellano, Alejandro Mera y los miembros de la Segunda Misión Geodésica Francesa enviada al Ecuador, entre otros.

José M. Franco, jefe de parques

Por su gran habilidad con la jardinería, Franco Guerrero, de la parroquia de El Ángel (Carchi), fue solicitado por otras ciudades para que trabaje como jefe de los parques de Quito (Pichincha), como la Universidad Central del Ecuador, y de los colegios Agrícolas de Ambato (Tungurahua) y Latacunga (Cotopaxi).

Este jardinero aprendió a cultivar plantas cuando era joven junto a José Félix Galárraga, ingeniero agrónomo especializado en Estados Unidos. Su primer trabajo lo hizo en el parque de su natal parroquia cuando Elías Cadena Urresta, presidente del Concejo Municipal de Espejo, requirió de sus servicios.

A lo largo de sus años de experiencia recibió varios reconocimientos como al ‘Mérito Laboral’ y al ‘Mérito Cultural’, además del premio ‘APTE’ otorgado por la Asociación de Periodistas Ecuatorianos de Turismo, en 1982.

José María murió de un derrame en 1985 cuando realizaba su trabajo. Como encargado de continuar con esta obra de arte quedó su hijo, Benigno Franco Carranco, quien falleció el pasado 5 de septiembre a los 78 años de edad.

Atractivo turístico  

Desde 2011 este Patrimonio Cultural del Ecuador cuenta con iluminación para que los turistas disfruten de un momento mágico. Esto ha dado una nueva alternativa para los visitantes que gustan de paseos nocturnos.

Según la disertación de grado de Mayra Alejandra Castro Fuertes, de la Universidad Politécnica Estatal del Carchi en 2014, los turistas de nacionalidad colombiana son los que con más frecuencia asisten a este cementerio, seguidos de los ecuatorianos, alemanes, peruanos y venezolanos.

La entrada al camposanto, que desde el año 2005 lleva el nombre de José María A. Franco, no tiene costo alguno para visitantes nacionales y extranjeros.


-->
Las puertas se mantienen abiertas desde las 07:30 hasta las 20:00. / El Telégrafo.

sábado, 4 de octubre de 2014

Murió el heredero de famosa obra en panteón de Tulcán


Tomado de: eluniverso.com/Yaco Martínez
 Lunes, 8 de septiembre, 2014 - 00h00


                         TULCÁN. Benigno Franco Carranco logró premios internacionales por                            esculpir obras en ciprés en el cementerio de Tulcán, sitio de interés 
turístico de esta ciudad.

Tulcán -
Benigno Franco Carranco, quien heredó la actividad de impulsar y dar mantenimiento a las figuras de ciprés que convierten al cementerio de Tulcán en un atractivo turístico, murió la noche del pasado viernes y hoy es su sepelio en este panteón que él cuido.

“El viernes estábamos escribiendo una obra de lo que es el arte, justamente con Benigno, pero en horas de la noche falleció”, dijo Francisco Franco Carranco, hermano de quien fuera el heredero de esta escultura en verde.

Benigno Franco dejó la docencia para dedicarse a cuidar la obra que construyó su padre en el camposanto de Tulcán, considerado como uno de los más originales en América.

Un paro cardiaco habría sido la causa del fallecimiento de Benigno Salvador Franco Carranco, quien tenía 78 años de edad.

El oficio de tallar los árboles de ciprés lo heredó de su padre, Azael Franco Guerrero, quien fue el creador de esta obra en verde, que se ha convertido en el principal atractivo turístico de esta ciudad.

Francisco Franco recordó que su hermano desde los 7 años ayudaba a su padre con las esculturas en verde.

Benigno estudió en Quito y se convirtió en maestro, pero fueron pocos los años que se dedicó a la docencia en la entidad, que ahora es la unidad educativa Bolívar.

Su interés por seguir el legado de su padre hizo que obtuviera una comisión de servicios ante el Ministerio de Educación en convenio con el Instituto de Patrimonio Cultural (Ministerio de Patrimonio) y el Municipio de Tulcán. Durante más de 40 años fue, hasta el viernes, director técnico de la obra del camposanto.

Según Francisco Franco, el legado de su padre y de su hermano ha sido objeto de reconocimientos a nivel nacional e internacional.

“Fallece en una forma inesperada. Tuvimos la visita de autoridades y después que estas se fueron falleció”, dijo Francisco, quien además indicó que la visita fue para tratar sobre la próxima inauguración del bulevar del cementerio, que será inaugurado el próximo sábado.

“No estuvo enfermo, no le dolía nada, realmente no sabemos qué pasó”, comentó el hermano menor del heredero de la escultura en verde.


-->
Con los Franco, en los trabajos de ornamentación han laborado jardineros como Lucio Reina, autor de la segunda fase, el Parque de los Recuerdos.

viernes, 8 de abril de 2011

309 ESCULTURAS EN CIPRÉS

  • 309 esculturas en ciprés dan vida al cementerio de Tulcán 
  • El ingreso al cementerio es gratuito. 
  • El horario de atención es de lunes a domingo de 06:00 a 20:00. 
  • Es el único camposanto de Tulcán y cada semana se entierra a tres muertos. 
  • El Municipio de Tulcán administra el sitio ubicado en la av. Cotopaxi y av. El Cementerio. 
  • Existen 12 341 nichos, túmulos y mausoleos ocupados y 80 nichos libres. 
  • El arriendo por nicho para adultos es de USD 13,44 al año y USD 6,72 para niños.  
Imponentes. Así lucen las esculturas en verde o de ciprés creadas por José María Azael Franco Guerrero, en el cementerio que lleva su nombre en Tulcán (Carchi). Son réplicas de figuras precolombinas, agustinas y árabes. La obra ocupa la parte frontal izquierda del camposanto y se denomina Altar de Dios, en cambio, los jardines laterales de la parte posterior son conocidos como Parque de los Recuerdos.

En el jardín Altar de Dios se aprecian arcos de medio punto, figuras monolíticas, mascarones, ollas compoteras, cuencos, vasijas y otros. Todas son diseñadas en ciprés.

Azael Franco obtuvo condecoraciones por su obra. La primera fue en 1974 cuando el Municipio de Tulcán le otorgó la medalla Escudo de Tulcán. Él murió a los 85 años pero su hijo Benigno heredó el gusto por la escultura en verde.

Encaramado en una escalera, con tijeras en mano, Benigno Franco poda los muros del camposanto. Cuida con celo la obra de su progenitor. El carchense de 60 años pasó de la d
ocencia a la jardinería. “En el 2006 recibí la condecoración Invisible Andes”, subraya con orgullo.

Franco, de contextura gruesa y de cabello cano, labora de lunes a viernes de 08:00 a 16:00. A diario recorre por el jardín y está pendiente de que las esculturas mantengan su forma original. Para ello es necesario recortar las ramas cada cuatro meses. El mantenimiento es fundamental para conservar la estética de las obras.

Hace más de 70 años, el lugar es uno de los atractivos del cantón. La finura de los acabados sorprende a los artistas más exigentes. Cada año el camposanto de ocho hectáreas recibe a 80 000 turistas de Israel, Alemania, Holanda y otros países. El 28 de mayo de 1984 se lo nombró Patrimonio Cultural del Estado y sitio natural de interés turístico.

El cementerio es parte de mi vida”, precisa Lucio Ramón Reina, uno de los jardineros más antiguos y autor de las esculturas del Parque de los Recuerdos, que reúne 220 figuras regordetas que representan a la cultura La Tolita, vasijas precolombinas y a la fauna del país. En total, el cementerio tiene 309 figuras.  

Reina, de 67 años, cambió el azadón y la pala por unas tijeras, una piola y un codal. Este tulcaneño descubrió el gusto por la jardinería a sus 23 años. Su maestro y quien le enseñó el oficio fue Azael Franco Guerrero. Desde entonces, se dejó hechizar por este arte de embellecer jardines.  

El cementerio fue el sitio ideal para que Reina desarrolle su creatividad y haga de la escultura en verde la obra más importante de su vida. El arte lo aprendió por esfuerzo propio. “Al principio mis figuras eran feítas y me sentía mal”. Pero la constancia y el gusto por las plantas le impulsaron a mejorar sus tallados.  

El jardinero, que apenas culminó el cuatro grado de escuela, explica que el proceso de elaboración de esculturas es largo. Dura entre ocho y 10 años. El primer corte se realiza a los tres años de vida de la planta. Después cada cuatro meses se poda para que las ramas adopten una forma. A los ocho años se comienza a elaborar las figuras y cada vez que se recortan las ramas se las moldea.

Reina se jubiló hace un año y medio pero no ha logrado deslindarse del cementerio. A diario acude al sitio para chequear sus esculturas y aprovecha la visita de turistas para fotografiarlos.  

Un estudio de la Unidad de Turismo del Municipio de Tulcán determinó que en 20 años desaparecerán las figuras del cementerio por la manipulación constante y por la falta de un plan ambiental. “La solución sería cerrar el cementerio y que funcione como jardín”, dice un funcionario.

Una enfermedad ataca a las esculturas y pone en riesgo el futuro de estos jardines. Se trata de la fumagina. Un hongo que seca y amarilla a las plantas. Para combatirla fumigan a las plantas pero en algunos casos no es suficiente para salvar la obra.

FUENTE : EL COMERCIO 

domingo, 27 de febrero de 2011

SIMBOLOGÍA DEL CIPRÉS

Una interesante descripción de la simbología de éste árbol nos dice que "El Ciprés es el árbol que simboliza la unión entre el Cielo y la Tierra. Tanto su tronco como sus raíces se alzan y descienden profundamente hacia el centro de la Tierra -antiguamente el inframundo-, así como hacia la morada de los dioses -actualmente el reino de las ideas psíquicas". La descripción simbólica de éste árbol la encuentras aquí.


Road with Cypress and Star
Vincent Van Gogh (pintura al óleo)

Gracias a www.imaginaria.org

EL CIPRÉS (CUENTO CHINO)

Hay un libro titulado "EL BOSQUE DE CUENTOS, historias de árboles mágicos de todo el mundo" con redacción de Rina Singh e ilustraciones de Helen Cann, que contiene una historia china del árbol de ciprés. Un muy lindo cuento que vale la pena leerlo a los pequeñines. En books google puedes leer una parte...


EL PILAR SOMBRÍO (POESÍA)

Su autor nos dice lo siguiente al respecto de su poema: "De las sombras que reptan por mi alma, bajo el ciprés, el tejo y el enebro, ha nacido este poema".

El pilar sombrío

Descollando como un risco 
Yergues tu perversa lozanía
Intentando perforar el cielo
Y desangrar el reino eterno

Para poder ungir al obelisco
Amortajado con el aura impía
Que se enmaraña como un velo 
Al pilar arraigado en el averno

Donde en tenebrosas cavernas
Iluminadas por fuegos sacrílegos
Tus raíces consumen el despojo
Que en los abismos tirita de frío

Así florecen lágrimas eternas
Desangradas en gélidos lagos
Que anegan el tenebroso cerrojo
Postrado bajo tu luctuoso atavío

Donde merodean entes diáfanos
Moradores de tu sombra aguda 
La que por las tumbas serpentea
Y se desvanece bajo la pálida luna

Eterna corona de los pilares lozanos
Que se alzan en una longevidad muda
Nutridos en la brumosa marea
Alojada en la terrible cuna

Mecida por el Ciprés enhiesto 
Alzado entre losas marmóreas
Oteando los rostros de piedra
De fría mirada inanimada

Tu sombra me ahoga árbol funesto
Por que alientas las negras mareas
Donde la infinita oscuridad medra
Con firmeza despiadada

Y en tu perfume fúnebre
Que de los sepulcros se desprende
Atravesando ligeros fantasmas
Se que has de ahogar mis sueños

Mas de estas líneas seré orfebre
Y el Ciprés que al cielo asciende
Leerá en lo que un epitafio plasma
Que he burlado sus ensueños

Gracias a Jonathan Pioli

LOS CIPRESES DE VAN GOGH

Un artículo muy interesante sobre los olivos y cipreses en la pintura de Van Gogh, le hace concluír a su autor que: "El olivo significa la lucha espiritual y tambien manifiesta la tenacidad de la Provenza tradicional. El cipres significa el anhelo de consuelo espiritual en el mas alla y evoca una asociacion cultural con (in)mortalidad. De otra parte, publico y privado, aspectos de olivos y cipreses , vinculan su arte con la vanguardia simbolista." He aquí una parte de él:

Los cipreses
cipnoia.jpg (18736 bytes)Los Cipreses (Van Gogh: Xipresos, oli sobre tela, 1889, Metropolitan Museum, Nova York.) suben energicamente, majestuosamente, hacia el cielo azul, sacudidos por el mistral como llamas; el ritmo barroco de sus curvas y contracurvas resuena en cielo y tierra; parece que sea tarde, con la luna ya en lo alto. El artista queria explotar la forma como hizo con el girasol (asociados con el sol del sur, casi con la luz sagrada, como vitrales de iglesia o velas en el templo), dijo que eran hermosos en linea y proporcion como un obelisco egipcio (hay uno en Arles); su color verde le parecia la mancha negra en un paisaje iluminado. El cipres es funerario, esta en cementerios y se asocia con inmortalidad puesto que vive mucho, es de hoja perenne, su madera no se pudre y huele bien. El consideraba los reyes egipcios como adoradores del Sol, cuya imagen simbolica la daba el obelisco; por otra parte es un forma tendida entre el cielo y la tierra; en sus paisajes de St.-Remy el cipres funciona como un obelisco rustico y natural. El cipres es como una llama negra contra el cielo, que lleva su energia vibrante hacia el cielo y presagia la vida futura: su energia febril transpasa el horizonte hacia el reino celestial.
cipres.jpg (16998 bytes)

Por eso en los Cipreses, de 1889, (Van Gogh: Xiprès contra cel estel·lat.. Oli sobre tela, 1890, Museu Kröger-Müller, Oterloo (PPBB). Metropolitan, N.Y.) el arbol va asociado con la luna y el reino de la noche estrellada, tema que aparecera, con toda magnificencia en su Noche Estrellada (Moma):

El paisaje es muy plano, miramos desde el asilo hacia el E, con los Alpilles a nuestra derecha, esto es hacia el S. Hay un cielo nocturno luminoso y dinamico, con estrellas multicolores y la luna creciente. En el primer plano, el cipres crece de abajo arriba, uniendo visualmente cielo y tierra. El conjunto es inventado: se trata de partes observadas de los alrededores del asilo, unidas para producir una imagen simbolica acorde con los dictados del artista. En una carta dice que observaba el cielo antes del amanecer, en junio del 89; las estrellas parecen tener el aspecto del cielo a primeros de junio 1889, excepto la luna. El artista transforma el cielo en una imagen expresiva y dinamica, dando enfasis al color y los ritmos lineares. El pueblo no se veia desde la ventana de Van Gogh y no habia cipreses ahi, como sabemos por otras pinturas del artista; todo sirve para crear una composicion simbolica:observacion, exageracion e invencion se combinan para producir una imagen nit.jpg (21865 bytes)consoladora de la mas pura naturaleza. La torre de la Iglesia es inexistente y tiene que ver con las de Holanda; en ella resuena la forma del cipres, duplicandolo, como una elevacion. Se ha pensado en una referencia biblica, las estrellas del Apocalipsis (pero el numero no casa), tambien al Genesis (Sueno de Jose, 37:9-11). Se ha comentado el deseo de consuelo espiritual del artista, frente a la soledad y la muerte, el deseo de ser absorbido por el cosmos. Boime afirma que incluye cometas y espirales de nebulosas, yendo del tradicional concepto celestial como metafora de la eternidad a otro, evolucionado del anterior, de universo dinamico, segun las ideas de la astronomia y la ciencia- ficcion del XIX. Ciertamente el artista creia en la naturaleza y en la ciencia esperando que el socialismo creara una sociedad coherente, obeliscal en el futuro (segun dice en una carta). Soth afirma que es una pintura religiosa que sublima los impulsos del artista, que ha perdido la fe, buscando expresar el sentimiento religioso fuera de la Iconografia cristiana: La noche estrellada es nuevamente, la Agonia en el Huerto, de Van Gogh. Es una imagen compleja expresando deseo de consolacion celestial, tradicionalmente asociada con la creencia cristiana en el mas alla. Las estrellas ya le habian interesado antes: Tengo una gran necesidad de religion... entonces salgo afuera, durante la noche, a pintar las estrellas; le resultan evocaciones de la naturaleza de vida mas alla de la muerte; asi, antes, pinto en Arles roina.jpg (15471 bytes)Noche Estrellada sobre el Rodano (1888, Orsay); las constelaciones estan bien reflejadas, pero, teniendo en cuenta otros elementos del cuadro, han sido cambiadas desde el cielo del N. hacia el SW; es ve Orion y un grupo de la Osa Mayor; en este cuadro se combina compania terrestre, representada por ciudad y amantes, con la distante consolacion de las estrellas, como una referencia de Amor y Eternidad. La Noche estrellada no solo muestra el anhelo de consolacion espiritual sino tambien que habia dominado este concepto y era capaz de expresarlo en su pintura; habia escrito en una carta que no podemos poseer una estrella mientras estamos vivos.

Todo el artículo en: http://www.xtec.cat/~fchorda/fha/t3/htm/remy.htm

miércoles, 23 de febrero de 2011

HISTORIA DEL CIPRÉS

El ciprés juega una importancia fundamental en la cultura Greco-romana. Tanto en Grecia como en Roma los cipreses han constituido el tanto el símbolo de la inmortalidad como el de la hospitalidad. No es de extrañar, por lo tanto, la presencia habitual de este árbol junto a las casas y los cementerios. Una presencia que se ha mantenido hasta nuestros días.

Aparece descrito en numerosas referencias clásicas. Teofrastro ( 372-287 A.C.), filósofo griego lo describe como un árbol dedicado al dios de la muerte Hades y justifica el hecho de ser considerado como símbolo de la muerte por su capacidad para rebrotar después que se le corta el tronco. El escritor romano Plinio (23-79 D.C) afirma que era bastante común en sus días colocar ramas cortadas de ciprés delante de las casas donde yacía alguna persona muerta. Vitruvius, un celebre arquitecto romano, autor de un libro conocido como " De Architectura" , una especie de manual para jóvenes arquitectos romanos, habla sobre las propiedades del ciprés y del pino y afirma que pueden mantenerse durante mucho tiempo sin el menor defecto porque contienen una savia en cada una de sus partes con un gusto tan peculiarmente amargo que ningún gusano u otro animal consumidor es capaz de tocarlos. Dice que las obras realizadas con estas maderas duraran siempre. También aconseja que las vigas de todos los templos sean especialmente de ciprés porque las que se hacían de abeto eran rápidamente consumidas por los gusanos y la podredumbre. También aconseja que esta madera sea utilizada para la construcción de barcos.







Los cipreses constituyen un elemento siempre presente en algunos paisajes mediterráneos, como estos cipreses de la Toscana italia, cerca de Lucca. Alineados a lo largo del camino proporcionan sombra y belleza al paisaje italiano.


¿ Por qué el ciprés aparece en los cementerios como el símbolo de los muertos?

Lo cierto es que no se sabe exactamente porque este árbol representa la inmortalidad aunque se cree que esto pudiera deberse a la suma de una serie de características entre las que se encuentran, además de la capacidad de su madera para resistir el tiempo, su forma estilizada y alta que, en forma de flecha, apunta hacia el cielo. También podrían intervenir en este concepto su longevidad que se encuentra entre las mas grandes del mundo o su fuerte aroma capaz de disimular el olor de las personas muertas en los cementerios.

El ejemplo mas claro de la supervivencia de este árbol lo tenemos en el ejemplar de Soma en la Lombardía italiana. Se dice que tiene más de 2000 años de antigüedad pues fue plantado el mismo año del nacimiento de Jesucristo. Tiene más de 30 metros de altura y su tronco alcanza los 7 metros de diámetro.

No solamente nos encontramos ante un tipo de árbol que puede vivir muchos años, sino que su madera se encuentra entre las más duras y resistentes. Resiste muy bien la humedad, posee un grano fino y compacto, tiene un color marrón rojizo muy bonito y una gran fragancia. No es de extrañar que se utilizará la madera de este árbol para elaborar objetos que debían durar lo máximo posible. Se dice, por ejemplo, que el Arca de Noe, fue construida con madera de ciprés. Herodoto cuenta que las momias egipcias eran enterradas en sarcófagos construidos con esta madera. El historiador griego Tucidides (460 - 400 A.C.) afirma que los héroes muertos por Grecia eran enterrados en ataúdes confeccionadas con ciprés y que igualmente eran realizadas las estatuas de los dioses para que " no fueran objeto de descomposición". El filósofo griego Platón ( 428- 347 A.C.) escribe como las leyes deberían grabarse en madera de ciprés por ser más resistente que el metal.

Plinio cuenta como alguno de los cipreses de Roma eran más antiguos que la propia ciudad. Nos dice que las puertas del templo de Diana en Efeso estaban realizadas con madera de ciprés y que parecían completamente nuevas a pesar de tener ya 400 años de antigüedad. En el monasterio de Santo Toribio de Liebana en Cantabria ( España) existe un fragmento de madera de este árbol llamado Lignum Crucis que se atribuye formar parte de la Cruz de Cristo. Las puertas de la Basílica de San Pedro en el Vaticano tienen más de 1000 años y son de ciprés.

Más recientemente Gabriel Alonso de Herrera en su libro "Agricultura General" (1818) dice lo siguiente:





Desde la Edad Media cuando los cipreses aparecen junto a los cementerios, calvarios, capillas, patios de los monasterios, etc. En la mayoría de los camposantos todavía se pueden ver estos árboles surcando con su silueta el cielo. Igualmente en muchas casas de campo privadas el ciprés sigue siendo presente. Sin duda alguna, este árbol es uno de los más peculiares del paisaje mediterráneo.

Gracias a http://www.botanical-online.com/cipres.htm

EL CIPRÉS

Nombre vulgar: Castellano: Ciprés. ciprés común, ciprés italiano, ciprés mediterráneo. Se cree que el nombre lo tomo de " Chipre" , isla del este del Mediterráneo, situada a unos 64 kilómetros al sur de Turquía.

Otros especialistas creen que puede proceder de Cyparisso, asistente de Apolo, que se convirtió en Ciprés después que matara el ciervo de Apolo por error. La historia nos la cuenta Ovidio en su "Metamorfosis". Nos dice que el ciervo era una mascota de Apolo que era cuidada por el mismo Dios o por Cyparisso. Sin embargo, un día que Cyparisso estaba entrenándose con su jabalina, mató al ciervo por error. Cyparysso se apenó mucho y lloró desconsoladamente. Tanto fue su dolor y sus lágrimas que, al no poder ser consolado por Apolo, cayo rendido al suelo y su carne se transformo en un ciprés. Al ver que se transformaba en un árbol grande y fuerte Apolo le dijo que estuviera presente en los rituales de los muertos.

Inglés: Cypress, Italian cypress, Mediterranean cypress.

Francés.: Cyprès.

Catalán: Xiprer, Xiprerer.

Vasco: Gau arbola.

Gallego: Cipreste.


Nombre científico : Cupressus Sempervirens L.

Familia: Cupresáceas.

Características: Árbol perenne de la familia de las Cupresáceas de hasta 30 m de forma cónica o ahusada. Tallos erectos de corteza delgada, lisa, de color gris-rojizo. Hojas imbricadas, escamosas, verde oscuras y triangulares . Flores masculinas y femeninas en el mismo árbol. Las primeras presentan forma cilíndrica y alcanzan medio centímetro como máximo. Están formadas por un eje alrededor del cual se organizan los esporofilos u hojas estaminíferas cada una de las cuales lleva tres sacos polínicos cuya polinización se lleva a cabo durante el invierno ( entre febrero y marzo).

Las flores femeninas tienen forma de cono o piña y están formadas por escamas poligonales en número de 8 a 12. Al madurar, formar los frutos femeninos o " gálbulos" , de unos 2 o 3 cm de diámetro, muy redondeados y de textura leñosa. Son verdes y muy compactos en su juventud; marrón grisáceos al madurar y se van abriendo para poder expulsar las semillas.

Ciprés aspecto general
 Frutos ( gálbulos) y ramas jóvenes con hojas











 Detalle del tronco con las señales de las ramas y las canaladuras verticales.














Detalle ampliado de un gálbulo maduro abierto con las escamas separadas.














Hábitat: Es originario del este de Europa y oeste de Asia( Región del mar Egeo). Puede encontrarse formando masas forestales de cierta consideración en las islas de Creta ,Chipre y Rodas; en la parte occidental de Siria, Líbano y Jordania. En el norte de África tan solo quedan zonas de cierta importancia en el norte de Libia como una reminiscencia de de las grandes árboles que poblaban todo el norte de este continente.

Se cultiva como ornamental en parques, jardines o cementerios y para proteger los campos del viento. Puede encontrarse prácticamente toda Europa mediterránea y las Islas Británicas. Ha sido exportado a otras zonas con clima parecido al clima mediterráneo como son California, sur de Australia y sudoeste de Sudáfrica. Ha conseguido adaptarse al clima de Nueva Zelanda.

En europa es muy característico de ciertas zonas como la Toscana italiana, la Costa Azul francesa o el paisaje español de Levante o Granada. Un reciente estudio llevado a cabo en la ciudad mediterránea de Valencia, en España, revela que existen en esta ciudad aproximadamente unos 5.315 cipreses, lo cual significaría que esta especie ocupa la cuarta posición en cuanto a árboles utilizados en esta ciudad por detrás de los naranjos amargos, los arces y los plátanos.

Gracias a  http://www.botanical-online.com/cipres.htm

viernes, 28 de mayo de 2010

El Triste y El Alegre en el Cementerio de Tulcán

Dos figuras creadas por Azael Franco y que se encuentran en la calle central que sirve de entrada al cementerio gozan de cierta popularidad entre la gente y les han llamado "El Triste y El Alegre"